Argentina, por el batacazo ante la poderosa Serbia

26


La selección argentina de básquet tachó de su lista otro de los objetivos cumplidos en este Mundial de China: la clasificación a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Sin embargo, no hay límites para este grupo de talentosos y soñadores que son liderados por el inoxidable capitán, Luis Scola. Se vienen los cuartos de final (martes a las 8AM) ante Serbia, uno de los grandes candidatos.

El equipo de Sergio Hernández es uno de los cuatro invictos del torneo junto con Estados Unidos, España y Australia y viene cumpliendo una tarea defensiva loable, uno de los ítems que el DT había pedido mejorar en la gira previa rumbo a China. A excepción de Nigeria (94-81), ningún rival pudo anotarle más de 70 puntos. Patricio Garino es uno de los responsables en este rubro con diez robos de balón y cinco tapas en el torneo. El nacido en Mar del Plata es el indicado para ponerse cara a cara con el jugador rival más desequilibrante y cumple con creces.

Enfrente estará un equipo que tuvo una sorprendente y deslucida actuación ante España, con quien perdió 81-69 después de tres cuartos para el olvido y la expulsión por protestas de su estrella, Nikola Jokic. Los serbios vienen de disputar la última final olímpica y mundial (derrotas ante Estados Unidos), tienen recursos de sobra en ataque encabezados por Bogdan Bogdanovic (20.6 puntos) y un plantel de gigantes con Marjanovic (2.22 metros), Raduljica (2.13), Milutinov (2.13) y Bjelica (2.10).  Argentina deberá desdoblar esfuerzos para cuidar su tablero ante la prominente estatura de su rival.

En la antesala del duelo eliminatorio, Serbia aparece como favorito en las estadísticas y supera a la Argentina en varios rubros como en puntos anotados, asistencias y porcentajes en lanzamientos de campo, triples y libres. Pero todos estos números, que son analizados al detalle por el staff técnico de ambos conjuntos, quedarán de lado cuando la pelota naranja esté en el aire.

La ilusión argentina tiene bases sólidas. Scola es el hombre que aporta experiencia, temple y calidad. Es el máximo anotador del equipo y el que mejor puede acompañar en la zona pintada al pivote Marcos Delía, quien viene creciendo partido a partido y tendrá una misión durísima contra los gigantes de Serbia. Facundo Campazzo es uno de los mejores bases del torneo, asiste, defiende y lidera al equipo. Es el termómetro y puede jugar junto a Nicolás Laprovíttola para darle mayor dinámica al ataque. En el perímetro también hay crédito con Garino, Brussino y Vildoza y, en la primera rotación, Gabriel Deck es la rueda de auxilio para correr la cancha y anotar.

¿Se puede dar el batacazo? ¿Podrá Argentina forzar a Serbia a tener otro opaco partido, como ante España? ¿Se podrá contener a los gigantes serbios? ¿Brillarán otra vez Scola y Campazzo? Preguntas que comenzarán a develarse en algunas horas. Pero duerma tranquilo, que El Alma promete dejarlo todo, como siempre.

Por Federico Henault







Fuente