El recuerdo de la final y la gloria eterna

34


Nacido en Ranchos el 10 de noviembre de 1956, José Luis Brown recordó siempre la emoción que sintió por haber jugado en la Selección Argentina, tras la afección que padeció Daniel Passarella en tierras mexicanas, que lo alejó del Mundial.

“(Daniel) Passarella (que era el titular indiscutible) no estaba bien, no se recuperaba de su afección, pero nadie me había dicho nada. El día del debut fui a desayunar y me crucé con Bilardo. Hola, Brown, ¿cómo estás?` , me pregunta. Bien, por fin llegó el día, le contesté. Se fue, enseguida se dio vuelta y me gritó: Ahh, Brown, mirá que jugás vos, ¿eh? “, recordó en alguna ocasión el propio zaguero.

En la final ante Alemania “Bron” -como lo pronunciaba Bilardo- jugó gran parte del partido lesionado, por un choque con un jugador alemán, y le advirtió al médico Raúl Madero que no iba a salir de la cancha.

Hice un agujero en la camiseta, coloqué el dedo ahí y seguí jugando. Pasé por mil cosas en el fútbol, no iba a dejar la final del mundo por un golpe en el hombro, ni loco”, dijo Brown al recordar la memorable final en México.

CV y agencia NA







Fuente