Guatemala dio marcha atrás en compra de aviones militares a Argentina por “absurda y ridícula”

113



El gobierno de Guatemala suspendió este jueves la compra de dos aviones militares de reconocimiento a Argentina por 28 millones de dólares, tras una polémica por la supuesta opacidad de la transacción, que llevó a una ONG a pedir retirar los fueros al presidente Jimmy Morales. El negocio levantó críticas virulentas entre los candidatos a la presidencia y otros políticos guatemaltecos, que lo calificaron de “absurdo” y “ridículo”.

El vocero del ejército de Guatemala, Óscar Pérez, dijo que la suspensión obedece a una recomendación de la Contraloría General de Cuentas de la Nación, el ente estatal encargado de vigilar las entidades públicas. El presidente Jimmy Morales, cerró el 4 de julio pasado el acuerdo para que su Gobierno comprara las aeronaves Pampa III, fabricadas en la provincia de Córdoba, por un monto de US$28 millones.

“El Viceministro de Marina de la Defensa Nacional, Erick Sánchez, ratificó ante diputados al Congreso de la República que acatarán la recomendación de la Contraloría General de Cuentas en el sentido de no concretar la compra de los aviones Pampa III“, dijo el gobierno después de que César Elías, subcontralor de Calidad del Gasto Público, recomendara suspender la compra de las naves y someter su adquisición a la ley para evitar una demanda ante el Ministerio Público.

El ministro de la Defensa Nacional Luis Miguel Ralda explicó que el Gobierno adquirió los aviones Pampa III ante la necesidad de detectar y anular a los jets que transportan droga en el espacio aéreo de Guatemala, algo imposible con los helicópteros existentes.

Exprimera dama y exjefe carcelario lideran las elecciones de Guatemala

La compra de los aviones generó una ola de críticas a Morales, entre ellos de la candidata presidencial Sandra Torres, quien anunció en Twitter que de ser elegida declarará “lesivo el negocio”, y señaló que el gasto es innecesario “cuando no hay medicinas en los hospitales y el 50% de los niños están con desnutrición y hambre”.

Su contrincante en el balotaje del 11 de agosto, Alejandro Giammattei, exigió a Morales “que informe sobre las interioridades de la presunta negociación que existe en cuanto a la adquisición de los aviones y nos garantice la debida transparencia en esta dudosa transacción comercial“.

Carlos Chavarría, del partido Compromiso Renovación y Orden, consideró que “esta es una compra absurda y ridícula”, tomando en cuenta “tantas necesidades que hay en el país como educación y desnutrición”. “Esta es una compra oscura que podría interpretarse que se hace por otros intereses, es totalmente innecesaria. Le pediría al presidente, por todos, que no la haga”, dijo el parlamentario citado por el diario Prensa Libre.

Raúl Romero, del partido Fuerza, afirmó que “lamentablemente el actual Gobierno no ha tenido una priorización en la ejecución del gasto público”. “Sabiendo que hay problemas de mucha más importancia para la población guatemalteca como la falta de acceso a salud, el abastecimiento a los hospitales, escuelas con falta de equipo, poca seguridad, es decir, hay muchas más prioridades”.

Cómo es el Pampa III, el avión que Argentina venderá a Guatemala

Por su parte, Napoleón Rojas, de la Unión del Cambio Nacional (UCN), resaltó que a en Centroamérica, Guatemala es el único país que no tiene aviones de combate, “los cuales son necesarios para la lucha contra el narcotráfico”. Destacó que el país tiene buenos pilotos porque fueron becados en varios países, pero aunque consideró que los aviones son necesarios ,el Gobierno “no debería hacer cosas buenas que parecen malas”.

“Recordemos que el país que está más cercano a México y a la potencia mundial que es EE.UU. es Guatemala, que ha sido utilizado como paso para el tráfico de armas, drogas, blancas y para todo y perseguimos los aviones con camiones, es vergonzoso”, dijo el parlamentario.

“El presidente hubiera dicho desde enero que necesitaba comprar aviones y sacar una licitación con especificaciones bien hechas”, dijo el legislador. “Creo que hay otras prioridades, aunque no digo que esto no sea necesario, pero todo lleva un orden y proceso para hacer las compras”.

Los aviones de entrenamiento básico-avanzado Pampa III se hicieron en la Fábrica Argentina de Aviones “Brigadier San Martín” de Córdoba, que depende del Ministerio de Defensa, en lo que representaba la primera exportación de la firma en 35 años.

D.S.

 





Fuente