La China Suárez y Benjamín Vicuña compartieron por primera vez una escena en “Argentina, tierra de amor y venganza”

96


(Video: Argentina, tierra de amor y venganza, El Trece)

En el capitulo de este miércoles se pudieron ver varias escenas claves en “Argentina, tierra de amor y venganza”. Especialmente, la protagonizada por la China Suárez (Raquel) y Torcuato Ferreyra (Benjamín Vicuña) que encuentran por primera vez en la historia.

Torcuato ingresa por primera vez al burdel para buscar a Samuel Trauman (Fernán Mirás), pero su ausencia posibilita el momento en que Ferreyra se cruza con La Polaca y queda sorprendido por su belleza.

Haciendo alarde de su poder, se acercó a la joven y, a pesar de su reticencia, la sentó sobre sus rodillas para tener un encuentro “más cercano”. Al ver la situación, Madame Ivonne (Andrea Frigerio) le revela a Ferreyra que la chica es propiedad exclusiva de Samuel. Este comentario no amedrentó al millonario.

Luego, en el desayuno hubo un intenso diálogo entre Ferreyra y Moretti en la mansión en la que ahora el enamorado de La Polaca comparte con Alicia, tras la boda.

“Moretti no le mencioné nada a mi hermana, pero ayer pasé la noche en un burdel. El Varsovia para ser más especifico. Conocí una chica fascinante, rubia de ojos azules como dos piedras preciosas. ¡Como te entiendo Moretti! Como si fueramos hermanos. Cualquier hombre perdería la cabeza por una mujer así. Lo bueno que eso terminó… ¿verdad? Hasta ella lo entendió”, le dijo Ferreyra a Aldo.

Y aprovechó el momento para transmitirle el mensaje que Raquel le mandó por intermedio suyo a Moretti: “Aldo que seas muy feliz”. Y lo amenazó: “Espero que entiendas, así me quedo más tranquilo… ¿entendiste?”.

(Video: Argentina, tierra de amor y venganza, El Trece)

Además, Lucía (Delfina Chaves) recibió en su casa a un Paredes (Diego Velázquez) sumamente alterado y violento, harto de las negativas de su empleada para con sus continuos avances amorosos. Libertad (Virginia Innocenti) y su hijo conseguieron echar al hombre de su hogar.

Muy mortificada, la joven acudió a refugiarse en Bruno (Albert Baró) y le contará lo sucedido. Horas después, Paredes apareció muerto. Y lucía cree que él es el asesino.

Mientras tanto Alicia (Mercedes Funes), al no poder consumar su matrimonio con Aldo (Gonzalo Heredia), se desquita con Gabriel (Federico Salles) y recibe una noticia inesperada: está embarazada. 



Fuente